La cantidad de dinero que se tiene y quién puede acceder a él determina la diferencia entre las clases sociales. Últimamente, tras la aparición de la COVID-19 en nuestras vidas, el desuso del efectivo es más común entre los ciudadanos. Cada vez más, el dinero se mueve a través de las tarjetas, contactless o incluso a través del teléfono.

Sí, la practicidad de pagar a través de estos métodos ha facilitado los pagos y la comodidad de muchas personas. Sin embargo, y lo que cuesta ver, es que no todo el mundo tiene acceso a este tipo de métodos de pago. Si llegase a desaparecer el dinero en efectivo, los colectivos menos favorecidos serían los más afectados.

Los futurólogos no determinan una fecha con exactitud, pero la gran mayoría (y ciudadanos) apuestan a que en unos años todo aquello material pasará a un plano virtual; y el dinero no será menos. Muchos creen que, con el paso de los años, los billetes y las monedas se irán dejando de utilizar. De hecho, con la llegada de la pandemia, en muchos sitios -por ejemplo, transporte público- ha sido terminantemente prohibido el pago en efectivo, a pesar de que la OMS dejase muy claro que no era un foco de propagación del virus.

En China el no retorno del efectivo está cerca

Aunque se diga que en un futuro los billetes desaparecerán y serán sustituidos por el dinero en tarjeta, contactless o móvil, en España todavía hacemos gran uso de este y el cambio se visualiza a largo plazo. Sin embargo, en la otra punta del mundo y no tan lejos -China e Italia- llevan otro ritmo. En 2019, únicamente el 20% de las compras que se hicieron en las tiendas se pagaron con efectivo. En este caso, los consumidores de China usaron más el pago mediante carteras virtuales y, en el caso de Italia, usaron más el contactless.

A pesar de estos resultados, más del 50% de los países estudiados por Deustche Bank opinan que los billetes y las monedas siempre estarán en circulación.

A favor del dinero virtual

El favorecimiento del dinero con tarjeta, contactless y otros métodos virtuales produce una situación que Jesús Sánchez Lambás, vicepresidente ejecutivo del Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada, denunció como “Impedir o dificultar el acceso al dinero efectivo no hace otra cosa que incrementar la desigualdad y fomentar un reparto injusto de la riqueza”. “Pasó en el distrito de Washington, cuando algunos restaurantes comenzaron a negar los pagos en efectivo y muchos ciudadanos, especialmente aquellos con menos recursos, se veían excluidos”.

Por este motivo, el exceso de digitalización puede conllevar este tipo de peligros en cuanto a exclusión y desigualdad entre la población.

A favor del efectivo

Cada vez está más cerca la llegada de la reducción del máximo permitido de los pagos en metálico. Actualmente, se pueden realizar pagos de hasta 2.500€ en efectivo, pero pronto se situará la cifra en 1.000€. Así lo demuestra la Ley contra el Fraude, para evitar el blanqueo de dinero y otros tipos de delitos por el uso de efectivo. De hecho, por esta misma razón, muchos quieren evitar fraudes y empezar a declarar todo el dinero -que se pagaría de manera virtual-. De esta manera, se incrementa la seguridad contra el fraude.

¿Cómo te pagan tus clientes?

Si eres un profesional de servicios, habrás podido comprobar que muchos clientes te pagan por transferencia bancaria, por tarjeta, en efectivo… ¿Cómo llevas el control de todas estas entradas y salidas de dinero? Y lo más importante, ¿cuánto tiempo te lleva organizarlo?

Muchos autónomos y pymes sufren de pérdidas de tiempo por este motivo. Pueden dedicarse a cualquier tipo del sector servicios, pero lo más común es llevar uno mismo las cuentas, el control de los gastos e ingresos, etc. Sin embargo, lo que trae más dolores de cabeza es no cometer ningún error, no olvidarte de ninguna fecha de cobro o pago y tener organizado con cada uno de tus clientes y/o colaboradores todos los documentos y justificantes respectivos.

¿Cómo haces el presupuesto de tus servicios?

A todos nos gusta saber cuánto vamos a pagar por un servicio previamente a este y tener una guía y algo a lo que sujetarnos en el momento de cobrar a nuestro cliente. Por esto mismo, es muy importante que, al igual que con cualquier producto, ambas partes queden informadas y satisfechas con el precio del servicio, detallando método y plazo de pago. 

Pero… ¿Qué pereza, no? ¡Pues esto ya se ha terminado! Lo que necesitas es un software para crear presupuestos y que te haga esta tarea que lleva tiempo, de una manera más rápida, fácil, segura y clara. BECCA Software ofrece, entre otras muchas funcionalidades, el servicio de creación y emisión de presupuestos. Además, no hace falta que pierdas tiempo reorganizando los papeles porque todo es online y la organización es AUTOMÁTICA.

Y lo mejor de todo, es que si tienes pendientes cobros a plazos, no tienes que acordarte de demandarlos, ni el cliente de acordarse. Llega un aviso automático en la fecha acordada para proceder al pago mediante el método pactado. ¡Todo facilidades!

Tus clientes te quieren pagar con tarjeta pero no tienes datáfono

Como hemos comentado antes, el efectivo está más en desuso y las transferencias pueden ser poco prácticas, además de tener que enviar el justificante, etc. BECCA Software te ofrece las 3 opciones: ¿Que tu cliente te quiere pagar en efectivo? Puede. ¿Que tu cliente quiere realizar una transferencia? Puede, y además, el justificante queda automáticamente archivado en su ficha. ¿Que tu cliente quiere pagarte con tarjeta? LLEGÓ EL PAGO ONLINE. Sí, sí. Sin datáfono. El mismo método que utilizas para comprar un producto por internet, también puedes emplearlo para la venta de tus servicios y proporcionar esta comodidad a tu cliente. La experiencia que ofreces tanto a tus consumidores, a tus trabajadores, como a ti mismo, es el sinónimo de comodidad, automatización, rapidez organización y seguridad.

Post relacionados

Los datos personales

Los consumidores siempre han tenido sus derechos cuando adquieren un...

Las mujeres en la Ec

Todo el mundo es conocedor de la poca paridad existente...

Llega una nueva form

Actualmente, en España hay más de cuatro millones de personas...

Leave a Comment