El camino que recorre una empresa a lo largo de su vida va a ir dictaminado por las decisiones que toma el empresario, en función de sus habilidades como gerente y la capacidad de resolución de problemas que tenga, entre otras muchas cualidades.

Su principal finalidad va a ser proporcionar a sus empleados unas buenas herramientas y métodos de trabajo, un buen ambiente, una buena relación interna que proporcione motivación y unos objetivos a cumplir.

A menudo, existen conflictos en el trabajo que infieren en el rumbo del negocio hasta el punto de poder echarlo abajo. Por este motivo, es bueno saber qué tipos de conflictos se pueden dar en tu empresa para evitarlos y que esta no decaiga.

Conflictos en una empresa

A continuación, expondré de manera sencilla los principales conflictos que se dan en las empresas y las soluciones que te damos para solventarlos:

1. Faltan objetivos claros

Muchas pérdidas de dinero vienen dadas por el trabajo doble y la pérdida de tiempo. Para empezar a moverse hay que tener claro hacia dónde se quiere ir o a dónde se quiere llegar. Sin esto, a no ser que tengas suerte, puede darse el caso de que emplees tu tiempo, esfuerzo y dinero en realizar una tarea que no ha estado bien planteada y por lo que no ha tenido un mínimo éxito. 

La ausencia de objetivos claros se puede traducir en un malgaste físico y psicológico que también puede afectar a tus trabajadores. Si no existen objetivos que alcanzar, la empresa no está siendo óptima ni eficiente. Por este motivo, es muy importante tener claras las metas a las que se quiere llegar a nivel empresarial.

2. Falta de comunicación

Esto va unido al punto anterior. Puede tenerse una intención clara en la cabeza de los objetivos y lo que se quiere transmitir, pero hay que tener cuidado con lo que se transmite y cómo.

Mucha información no significa que esté ordenada, que estén los puntos claros, que se haya explicado bien y que, además, haya sido entendida por el equipo. Una mala comunicación puede resultar un desastre para la empresa, su evolución y su gestión tanto interna como externa cara a los clientes y colaboradores o proveedores.

Asimismo, también puede haber desinformación entre departamentos o entre superior y trabajadores, en el sentido que sea. En este caso es importante que todos los departamentos y todas las personas que trabajan en una misma organización, estén actualizados de lo que realizan los demás, sobre todo (y así suele ser siempre) si unos dependen de otros.

Fuente: Next Educación

3. Trabajadores que no hacen bien su trabajo

Es común que en las empresas haya algún número de trabajadores que no haga bien su trabajo, ya sea por no realizarlo a tiempo o porque lleven a cabo una tarea como ellos quieran y no como debería ser. En cualquiera de estos casos, la empresa se ve repercutida.

Es importante ver que un trabajador puede no hacer bien su trabajo por distintas causas, como desmotivación, exceso de trabajo o porque está rotando de tareas constantemente, lo que le provoca una inestabilidad de concentración hacia un tipo de tarea o proyecto.

4. La gestión de los recibos

En las empresas se genera un gran número de facturaciones, que normalmente se gestionan a mano (o se contrata a una gestoría) y la ley en España te obliga a guardar estas facturas físicas un mínimo de tiempo.

¿Cómo gestionas todos estos papeles, dónde los guardas y cómo evitar una mínima equivocación? A día de hoy la mejor solución es la digitalización. Usar una herramienta integrada en tu ordenador que te permita guardar todos estos archivos de manera digital y ordenada, sin ocupar espacio físico y facilitando el acceso a los mismos, es un avance que hay que aprovechar y ayuda al funcionamiento de las empresas.

5. Problemas con la firma digital

Actualmente, esta es una de las mayores trabas que existen, sobre todo desde la existencia de la COVID-19 y con el auge de la tecnología. Ya no es necesario citarse presencialmente para firmar documentos o contratos, ni siquiera situarse en la misma zona geográfica. 

La solución está cuando llega a nosotros la opción de poder firmar los documentos de manera telemática, sin necesidad de un DNI electrónico ni otros muchos trámites necesarios para firmar a distancia.

¿Qué validez tienen estas firmas digitales y cómo se corrobora que los firmantes han realizado este acto? Existen empresas que han facilitado la firma digital de manera regulada y validada, como es el caso de Validated ID, con la que puedes trabajar y firmar tus documentos sin necesidad de desplazarte.

Fuente: propia

6. Incumplimiento de servicios y pagos

¿En cuántas ocasiones te has visto frente a situaciones de reclamo, tanto a proveedores con sus servicios, como a clientes con sus pagos? Puede acarrear serias deudas si no se llevan al día los pagos y cobros. Además, llevar al día todos los cobros también supone invertir mucho tiempo en llevar las cuentas, en saber quién no te ha pagado, en saber quién tiene que cumplir su contrato de prestación de servicios, cada cuánto tienes que recibir un cobro de una parte y estar atento a este, etc. 

Hay veces en las que nos centramos tanto en nuestro trabajo que todas estas tareas diarias se nos olvidan. O, en caso contrario, llevamos tan al día estas tareas administrativas y tediosas que se deben revisar constantemente, que el resultado es la despreocupación por realizar bien la labor a la que se dedica nuestra empresa. 

Esto es muy común en pequeñas empresas, pymes y autónomos, ya que no tienen grandes departamentos o disponen de personas en su empresa que se dediquen exclusivamente a estas gestiones.

7. No tener presencia digital

En los tiempos que corren, Google es el buscador por excelencia y si alguien (un potencial cliente) está buscando un servicio o un producto en concreto, ya sea cerca de su casa o trabajo, o bien a distancia, lo va a buscar por internet. ¿Qué pasa si no estás en redes sociales, no tienes una buena página web posicionada ni tienes movimiento por la red? Tus potenciales clientes no te pueden encontrar, no vas a aumentar tu clientela y, probablemente, por no aparecer en las plataformas digitales, termines perdiendo clientela porque esta encontrará a otros profesionales que les llamen más la atención. 

Ya no vale el ser fiel a algo y no salir de ahí. Estamos en una época de cambios, de probar cosas nuevas y de apostar por lo novedoso y por lo que puede hacer crecer notablemente tu negocio. Debes anunciarte, darte a conocer, tener un buen feedback con tus clientes para fidelizarlos y expandirte.

8. Errores absurdos

Ser empresario desde hace años o conocer a la perfección tu negocio, no te libra de ser humano y de poder cometer errores, como olvidarte de una cita, perder oportunidades de negocio y ventas, sufrir algún impago…

BECCA Software está hecho para solventar todas estas problemáticas. Está a prueba de cualquier tipo de error humano, con la mayor fiabilidad de poder gestionar internamente y externamente tu empresa.

La solución a tus problemas

Fuente: propia

Marca bien qué tiene que hacer el trabajador, con objetivos y cantidad de trabajo realistas y alcanzables en el tiempo estimado. ¿Cómo puedes llevar un seguimiento de las tareas que realizan tus empleados y que, además, las llevan a cabo en la fecha concretada previamente? Con BECCA y su gestor de trabajadores puedes especificar qué, a quién, cómo y cuándo mandas una tarea. La persona se va a centrar en su trabajo y, cada vez que inicie su software por las mañanas (o en el horario que realice) podrá ver todas las tareas pendientes que tiene, si las tiene todavía por finalizar o en qué estado se encuentran.

Este software integra en la misma plataforma, sin necesidad de descargarte otras aplicaciones o de cambiar de ventana, la firma digital con los datos de reconocimiento de los firmantes con un reporte de toda la información necesaria en caso de necesitarla para su presentación.

No es un CRM, eso lo tiene cualquier empresario. BECCA Software te da la herramienta con la que gestionar tu negocio y profesionalizar tu relación con el cliente. De esta manera, te haces único, atento, personalizas tu atención hacia él y, lo más importante, te dedicas verdaderamente a tu negocio, sin invertir tiempo y esfuerzos en tareas diarias ni preocuparte de realizar todas a tiempo y correctamente. Adéntrate en este circuito cerrado donde no quedará ningún cabo suelto de tu negocio. No te arriesgues a llevarlo a la ruina.

Post relacionados

¿Estás seguro de q

Empezar con un nuevo negocio cuesta, sobre todo si quieres...

La subida del SMI se

Este martes día 28 de septiembre por fin se ha...

Pros y contras de se

¿Por qué se tiene tanto miedo a emprender, a lanzarse...

Leave a Comment